ref.educacional.JPGLuego que la Presidenta Michelle Bachelet enviara el esperado proyecto de ley de Educación Superior al Congreso, la intendenta, Gladys Acuña, destacó que esta iniciativa se trata de uno de los grandes compromisos de la Mandataria, en el marco de la Reforma Educacional, impulsada por el Gobierno, y cuyo énfasis es la calidad y la gratuidad.

“El país en general, necesita una buena educación superior. Una que no los deje fuera, o que no los endeude; una que establezca que la educación deja de ser un bien de consumo y se convierte en un derecho social. Hoy en la región contamos con 3 mil 725 estudiantes que acceden a Educación Gratuita, equivalente a un 40.5% del total. Hoy necesitamos ampliar ese número, no como un  regalo, sino como un derecho universal y permanente”, puntualizó la jefa del Gobierno Regional.

En este mismo sentido, la autoridad regional agregó que debe ser una educación superior de calidad, si no, no sirve y por lo mismo, se crean instituciones públicas que supervisan y garantizan estándares de calidad muy exigentes, un funcionamiento ordenado y que respondan a las necesidades de los estudiantes y del desarrollo de Chile.

Precisó que la gran mayoría del país comparte los objetivos de tener una educación superior de calidad y gratuita, pero que es obvio que hay miradas e intereses diversos, y se discutirá uno u otro aspecto del proyecto de reforma, eso es normal y bueno en democracia.

Dentro del proyecto, la intendenta, Gladys Acuña, destacó también que esta reforma tiene como piso y fundamento elevar el financiamiento público y que la gratuidad sea efectiva y universal; regular y ordenar el sistema educacional y elevar los estándares de calidad; fortalecer la educación superior pública, para que sea un ejemplo y motor de calidad.

Asimismo, contempla la diversidad e inclusión; el fortalecimiento a la educación técnico profesional y universitaria y actualizarla a las nuevas exigencias del país. “Esta reforma se construye sobre lo que Chile ya ha avanzado, reconociendo el carácter público y privado del sistema de educación superior, valora la autonomía y diversidad de las instituciones y estimula la libertad de creación y la participación”, sostuvo la autoridad.

 

 

 

Plaza Azapa.JPGFelices con la nueva Plaza Azapa se encuentran los vecinos y vecinas del sector Río San José que junto a la Ministra de Vivienda y Urbanismo, Paulina Saball; la Intendenta regional, Gladys Acuña y el alcalde de Arica, Salvador Urrutia encabezaron la ceremonia de inauguración y el tradicional corte de cintas de una obra enmarcada en el Programa Quiero Mi Barrio y cuya inversión ascendió a los  79 millones de pesos.

La actividad contó además con la presencia del seremi(s) de Vivienda y Urbanismo, Fernando Robledo y el director regional del Serviu, Juan Arcaya.

La obra que comenzó en  noviembre de 2015 contempló un diseño  de 2 zonas, la primera equipada de juegos infantiles y rodeada de jardineras y árboles, y la segunda, un lugar de descanso equipada de bancas y sombreaderos, recogiendo lo expresado por los vecinos.

En la oportunidad, la ministra sostuvo que “esta plaza ha sido anhelada y diseñada por los vecinos y concretada gracias a este programa, que permite mejorar las condiciones de habitabilidad y espacios públicos de los barrios a partir de la identidad, la historia y la vinculación de su gente. Estas obras nacen de los sueños, el conocimiento y las redes de las propias familias que habitan los sectores urbanos donde trabaja el programa Quiero mi Barrio”.

En tanto, la Intendenta enfatizó que “Arica tiene la mayor cantidad de barrios seleccionados en el país,  Arica tiene 7 barrios, y cuando pensamos en este barrio Río San José, habían voces que señalaban que era difícil intervenirlo. Sin embargo seguimos adelante”. Agregó que tras la selección de éste, “dijimos que sería el barrio de interés regional, incluso este barrio tiene un área de inversión mayor de 950 millones de pesos se han establecido para invertir este barrio”.

Beneficiario

La Presidenta del Consejo Vecinal de Desarrollo,  Eugenia Baeza destacó que  “Quiero Mi Barrio es un programa en donde los vecinos hemos tenido la posibilidad de recuperar nuestros espacios públicos, hemos podido construir espacios no solo por el diseño bonito, sino rescatando la historia de cada uno de los vecinos, con la experiencia de cada uno”.

Agregó que el mejoramiento de esta plaza, sumado al recambio de luminarias a través de la Obra de Confianza -130 cabezales LED- en la totalidad de los pasajes del barrio, significa una apuesta por mejorar progresivamente la calidad de vida de los vecinos.

Cabe destacar que los beneficiarios directos son todos aquellos vecinos colindantes al sector de la Plaza Azapa, principalmente aquellos que habitan en las poblaciones de Arica 1 y Camilo Henríquez, es decir poco más de 2 mil 200  personas. 

Balmaceda 1.JPGCon tres años de intervención barrial y una inversión de 562 millones 934 mil pesos, el Programa Quiero Mi Barrio deja José Manual Balmaceda, o mejor  conocida población Cabo Arica tras una ceremonia con ribetes de carnaval que estuvo encabezada por la Ministra de Vivienda y Urbanismo, Paulina Saball;  la intendenta regional, Gladys Acuña y el alcalde de Arica, Salvador Urrutia.

La actividad realizada en el “Complejo Deportivo Recreativo Balmaceda”,   una de las principales obras concretadas en el sector por el Programa Quiero MI Barrio, se desarrolló entre juegos y dinámicas infantiles; feria con stand de diversas instituciones públicas, números artísticos, saludos protocolares y el cierre de una banda local que dio paso a la fiesta vecinal.

Ceremonia que contó con la presencia del seremi(s) de Vivienda y Urbanismo, Fernando Robledo y el Director del Serviu, Juan Arcaya; además de autoridades regionales y dirigentes vecinales.

Oportunidad en que la Presidenta del Consejo Vecinal de Desarrollo, Nevenka Zarate destacó el trabajo mancomunado y la inversión que permitió cambiar la cara a su sector, en especial al contar con un complejo deportivo abierto a  la comunidad. Explicó que los vecinos del barrio José Manuel Balmaceda tienen hoy un lugar para la recreación, el deporte y el encuentro vecinal. Esto sin duda ha favorecido la identidad colectiva de la población y el fortalecimiento de sus vínculos. 

De acuerdo a lo señalado por la secretaria de Estado, la cancha y el  nuevo equipamiento comunitario  son el resultado de un trabajo conjunto entre el Gobierno, los habitantes de la población y el municipio, conformando una potente alianza que se materializa con la celebración de estas obras que se concretaron en gran medida, gracias a la participación de los vecinos “ya que ellos eligieron mejorar estos espacios, y ese es precisamente el espíritu del Programa Quiero Mi Barrio”.

En tanto, la máxima autoridad regional señaló que realizar esta obra, en el marco del programa “Quiero Mi Barrio” provocó una tremenda alegría en los vecinos y vecinas del sector, quienes por fin vieron materializado el proyecto que recupera un importante espacio público de la Población Balmaceda.

 “Estamos muy felices como Gobierno Regional  por el aporte urbanístico comunal que el programa “Quiero Mi Barrio” ha implementado en varios barrios de la región”, agregando que “este es un programa emblemático del Gobierno, porque nació en el primer periodo de la Presidenta, Michelle Bachelet, para mejorar la calidad de vida de los vecinos mediante la participación ciudadana”, sostuvo la intendenta.

ANTECEDENTES

El barrio José Manuel Balmaceda fue seleccionado el año 2013 y cuya obra de confianza fue la cancha del complejo deportivo. Durante los años siguientes se desarrolló un trabajo asociativo que permitió desarrollar diversos talleres, deportivos y medioambientales; además de concretar obras emblemáticas para el sector y la pavimentación de calles y pasajes.

Cabe destacar que una de las obras más sentidas por la comunidad, es el complejo deportivo recreativo que cuenta con una cancha de pasto sintético y graderías, más de 60 árboles y arbustos con riego tecnificado, con más de 100m2 de sombreaderos,  9 máquinas de ejercicios, cierre perimetral del predio y  accesos y jardineras. Además y gracias al Aporte Vecinal de M$6.500 fue posible consolidar una zona de eco-juegos infantiles y la construcción de dos camarines.

Volver al Inicio