PALABRAS DE INTENDENTE LUIS ROCAFULL EN SEPELIO DE GOBERNADORA MARÍA ISABEL MARCELO (Q.E.P.D)

4 de Septiembre, 2009

gober_marceloEn este momento en que nuestros corazones lloran la partida de María Isabel, tengo la doliente pero inevitable necesidad de despedirla con unas palabras de reconocimiento por todo lo que a través de su amable, enérgica y decidida personalidad entregó a su familia, amigos, compañeros de labores y porsupuesto a la comunidad de su provincia, por quienes siempre trabajó tan abnegadamente.

Es un día de gran tristeza para toda la región. Un día en que despedimos a una mujer ejemplar, que llena de vida ha partido inesperadamente, dejando truncados sus roles de madre, esposa y profesional. Sin embargo, quedamos confortados con saber que en cada uno de ellos dejó cimientos fuertes, que pasarán como legado y enseñanza para sus seres queridos y todos quienes tuvimos el honor de conocerla y compartir con ella.

Nos deja a pocas horas de la conmemoración del Día Internacional de la Mujer Indígena, significativa coincidencia debido al orgullo que siempre sintió por sus raíces aymaras, las que siempre tuvo presentes para su función como autoridad y las que sin duda calaron profundamente en los corazones de sus hermanas y hermanos de los pueblos del interior de nuestra región, en las innumerables actividades que los acompañó.

Este abnegado trabajo, es el que desarrollaba ayer en una actividad de Gobierno más Cerca, como siempre altamente comprometida con la gestión de la Presidenta Michelle Bachelet, quien me ha transmitido su gran pésame por la lamentable pérdida de María Isabel, a quien tuvo –según me expresó- el gusto de conocer y el orgullo de haber tenida como colaboradora.

Ese mismo orgullo es el que me motiva en el dolor a decir estas breves palabras, en las que reitero la admiración con que todos la recordaremos siempre.

Quiero también expresar a sus familiares, especialmente a Eduardo, Eduardito, Vania y Mariana, que toda la región está con ustedes; que todo Arica y Parinacota comparte su pesar y los acompaña en estos tristes momentos.

Reconfortados en su recuerdo, tengo la certeza y la esperanza de que harán lo que María Isabel habría hecho frente a un momento de pérdida: extraer nuevas fuerzas desde el dolor, apoyados en una profunda fe en Dios.

Gobernadora María Isabel Marcelo, mujer de gran temple, tenacidad y compromiso;  Madre, esposa, servidora pública y profesional ejemplar… descansa en paz. Arica y Parinacota te tendrá siempre en sus corazones.

Los comentarios se han cerrado.